• Diego Ruano

Hablemos de valores: en el deporte


Ha vuelto a pasar. Nos lo hemos vuelto a creer. Se olvida fácilmente pasada una semana, pero de nuevo un árbitro de categorías de formación ha vuelto a ser objeto de las frustraciones de determinados sujetos. Abusones que tienen su minuto de hombría insultando y machacando a un chaval que lo único que quiere es disfrutrar arbitrando, aprender de la difícil vocación que le ha elegido. Y si el árbitro es femenino, ya no os quiero ni contar. Aquí un lamentable ejemplo.

Imágenes de youtube por Rifootball 20.


Después, los medios se encargan de endulzarnos el deporte con otras muestras de deportividad, principalmente en categorías benjamines o alevines, y nos hablan de la grandeza del deporte por los valores que transmite.


Pues no oiga, que no. Que el deporte es una actividad como podar un seto o levantar un muro. Es que te enseña disciplina. No, el deporte necesita disciplina, como estudiar. Es que te enseña compañerismo. No, el deporte de equipo necesita compañerismo, como lo necesitaban nuestros antepasados para cazar un mamut.


Que no, que los valores lo tienen las personas. Y si esas personas tienen valores positivos, se verán reflejados en los deportes que practican ellos o sus hijos. Y si todas las personas que rodean el deporte tienen valores positivos, todos podremos disfrutar de la experiencia de una competición sin tener que aguantar mediocres acomplejados dando gritos desde las gradas.


Ayer mismo Sergio Rico, portero del Sevilla F.C., hizo una salida en falso que le costó el empate en semifinales de Copa. El portero se disculpó vía redes sociales



y en agradecimiento algunos de sus aficionados le respondieron así:




Por suerte para él sólo son algunos. Con la excusa de que el aficionado, además de pagar, "sufre" por el equipo, parece que eso le de derecho a todo. Incluso a intentar vetar el fichaje de un jugador por cuestiones xenófobas, como los del Estrella Roja.


Pero qué esperamos si hasta en el deporte popular, ese que no te va a llevar a las portadas de la prensa ni de tu barrio, hay quien se deja los valores en casa, esos que dice que el deporte transmite, para no tener un peso extra.


Afortunadamente la concienciación con este tema cada vez es mayor, ya no sólo de las instituciones, sino también por parte de los clubes, en crear programas y herramientas que educan en valores a los más jóvenes, y que además tratan de recordar a los padres, los primeros aficionados de los niños, qué es lo más importante cuando sus hijos salen al campo, cancha, pista, etc... DISFRUTAR.


Por fortuna hay ejemplos como los del Iruña Rugby Club o el de Moisés que nos sirven de recordatorio de para qué vamos al campo, y nos advierten que aún equivocándonos, podemos rectificar y servir de ejemplo.

0 comments

Recent Posts

See All

Puedes seguirme en

Alcoy

682 12 13 70

2017 © Diego Ruano · Aviso legal